miércoles, 21 de marzo de 2012

LAS TARÁNTULAS VENENOSAS NO SIEMPRE DEVORAN A LOS DIOSES GRIEGOS


Rachel Antunez Cazorla.

Páginas: 176.

ISBN: 978-1-4467-1056-2

Género: chick lit

Gea ha decidido que el por momento ya le han tomado el pelo lo suficiente como para no querer saber nada de hombres, después de que el cuernífero de su ex novio se fuera. Gea se reencuentra con alguien al que no esperaba ver de nuevo, y que revolucionará su tranquila vida.




Mi opinión.

Últimamente me está costando bastante centrarme en las lecturas que empiezo, así que me he apuntado a algunas lecturas conjuntas para obligarme de alguna manera a leer. El libro de Rachel parecía el adecuado, un libro de una temática ligera, cortito y con un título con gancho. No me equivoqué. No me lo leí del tirón, sino que necesité ponerme dos veces, pero porque me quedé sin tiempo la primera.

El libro, narrado desde la perspectiva de Gea, la protagonista, nos cuenta cómo ha vuelto a su vida un antiguo amor, por el que se siente muy atraída. Sin embargo no se deja llevar por sus sentimientos porque hace relativamente poco que dejó otra relación de años con Marcos y tiene miedo de salir herida embarcándose a lo loco en una nueva historia. La novela es un tira y afloja entre los dos protagonistas, mantiene la tensión sexual hasta el final y se recrea en los sentimientos de la protagonista, que alternan la euforia con momentos bajos que combate a base de chocolate y helados, arrepintiéndose al instante por la cantidad de calorías que ha ingerido. Esto me puso un poco de mala leche porque no me gustan los tópicazos y este no puede ser más recurrente en este género.

Creo que el de Gea es el personaje que nos queda más claro, básicamente porque al estar narrado en primera persona conocemos todo de ella, desde sus emociones hasta sus obsesiones. Héctor, el protagonista masculino, aparece ante nuestros ojos como un muchacho encantador y de un físico imponente. Desde mi punto de vista (y sólo desde el mío) creo que podría haberle dibujado un poquito más duro. A veces, al escucharle dirigirse a Gea con algunos apelativos cariñosos no me lo terminaba de creer. ¿Dónde están los hombres que hablan así? A lo mejor en el Olimpo, o en las novelas. Puede ser. En la vida real no lo creo. Al menos yo no me he encontrado ninguno.

El resto de personajes que circulan por la historia son accesorios, incluso Helena, la ex de Héctor y que fue la causante de la ruptura de Gea y su dios griego cuando eran adolescentes. Creo que no se ha entretenido demasiado en ellos pero es normal, al tratarse de una novela corta.

La historia está contada con mucho humor y salvo por algún error al usar alguna palabra, a la que le atribuye un significado que no tiene (me ha salido la profe), y alguna falta de ortografía, la novela está bien llevada y supone un agradable tiempo de lectura, aunque se le podría haber sacado mucho más partido.

Gracias a la autora por proporcionarme el ejemplar digital para esta lectura conjunta.

11 comentarios:

  1. La he leído la semana pasada y me gustó mucho, es entretenida y divertida
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Yo la leí en tres tirones como quien dice jajaja, pero me gustó mucho y es mi primera incursión en el género. Tengo pendiente la crítica, pero caerá jajaja. Saludines.

    ResponderEliminar
  3. Lo empecé ayer y he leído un 30%. De momento, me está gustando mucho, es una novela muy entretenida y fácil de leer.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Aquí esta la que no se lo ha leído. Y viendo como me organizo ultimamente creo que empezaré a leerlo la última semana de abril y publicaré la reseña el día 30, jaja.

    Es que ahora no puedo ponerme con él hasta que no termine el que estoy leyendo, si es que estoy enganchadísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por la reseña, me alegra mucho que te gustara el libro y que te divirtieras.

    Hablando el otro día con Sarah Degel, me di cuenta que les pasé a todos los de la lectura de Universo de Libros el manuscrito antes de la corrección, un fallo imperdonable por mi parte, pero que ya no tiene solución, así que por lo menos, espero que aunque tiene bastantes faltas de ortografía se compense con la historia.

    ResponderEliminar
  6. Tatty, a mí me gusta este género, siempre pasas un buen rato leyendo y te deja con buenas sensaciones.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Sarah, hay libros muy interesantes y autoras que merecen la pena. Atrévete con él.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Laky, lo mismo te digo. Creo que la primera novela chick lit que leí fue de Cecelia Ahern y se ha instalado entre mis autoras favoritas.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Marga, ¡qué estarás leyendo que te tiene tan dispersa! Ponte pronto que llegarás la última.

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Rachel, yo no vi demasiadas, no te preocupes por eso. Sí que había una palabra (debería haberla apuntado, ahora no me acuerdo) que no tenía sentido en el contexto. Me pareció que querías poner otra cosa.

    La novela es muy divertida y te deseo lo mejor con ella.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  11. Es uno de los tres libros que estoy leyendo ahora... Aunque llevo un par de días que no lo pillo, no porque no me gusté, es que me pilla el toro con uno de los libros que es de la biblio... Pero estoy deseando ver cómo termina esta historia, que me está resultando muy entretenida.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?