martes, 28 de abril de 2015

LA DAMA DEL PASO DE MARISA SICILIA



Sinopsis:

Los rumores de guerra se ciernen sobre el apartado valle de Svatge. Los hombres deben acudir al combate y Arianne tiene que contraer matrimonio. Su padre ha acordado su boda, pero ella se niega a obedecer, aunque eso le cueste el desprecio de su padre y la ira de sus hermanos.

El desafío le saldrá muy caro. Se verá recluida sin más opción que ceder o desfallecer en su cautiverio. Sin embargo, el destino dará un vuelco y un nuevo pretendiente exigirá su mano y no admitirá excusas. Los enfrentamientos se sucederán entre ambos en un duelo entre atracción y rechazo, pasión y dolor, orgullo y amor. Mientras el reino se tambalea acosado por las intrigas, en Svatge se librará otra dura batalla por conquistar el corazón de Arianne.

Narrada con el aire evocador de las leyendas tradicionales aunque desde una perspectiva más actual, La dama del paso cuenta la historia de una joven que no se resigna a que otros decidan por ella.

Mis impresiones:

Hace mucho tiempo que mi amiga/escritora/vecina Meg Ferrero me decía, con toda la razón del mundo, que tenía que leer a Marisa Sicilia, que no me iba a arrepentir en absoluto. La verdad es que me fío de su criterio, pero he pasado una racha de perder el tiempo de una manera muy tonta y mi lista de pendientes, a pesar de que intento obligarme a leer algo más, ha crecido de manera desmesurada. Como esto no puede ser, este mes me he puesto seria conmigo misma, me he regañado por estar tan boba y entretenerme con estupideces que no llevan a ninguna parte (¿se puede saber qué me impulsa a hacer los test de Facebook?) y he vuelto a incrementar las horas de lectura, ya que es algo que me encanta y me aporta muchísimo más que sabe que el color de mi nombre es el rojo y soy la más guay entre las guays (sí, esos test suben la autoestima porque nunca te dicen nada malo de ti, creo que por eso los hacemos a pesar de que sepamos que son estúpidos).

Claro, que una cosa es proponerse algo y otra diferente, lograrlo.

No encontraba el libro que me mantuviera lo suficientemente entretenida como para no despegar la nariz de sus palabras. Empezaba uno, otro, lo dejaba, volvía a empezar... y al final, de manera más que estúpida, volvía a Facebook. A perder el tiempo procrastinando, ya fuera en test tontos o haciendo, directamente, el idiota.

Hasta que tropecé con Arianne, La dama del paso.

Esta novela tiene el sabor de una leyenda antigua, está contada con un lenguaje preciso y una ambientación que enseguida te envuelve y te traslada a otro tiempo. La fortaleza donde vive Arianne con su familia (sus dos hermanos y su padre) está situado a la orilla del río Tahine y su importancia reside en que tiene un puente decisivo para pasar de un lado a otro, un puente levadizo con un mecanismo muy antiguo, cuyo secreto solo conocen dos personas. La guerra está ahí, inminente, y los hermanos y el padre de Arianne parten hacia ella. Un día, cuando desde la fortaleza ven llegar al ejército mermado, empiezan a intuir que algo ha ido mal, pero nadie será consciente de que es una emboscada preparada por Derreck de Cranagh, quien se convertirá a partir de ese momento en el nuevo señor y una pesadilla para lady Arianne, por los sentimientos contradictorios que despierta en ella.

Creo que ya he contado demasiadas cosas, y eso que he tenido que hacer un tremendo esfuerzo de síntesis para enlazar el principio, porque si algo caracteriza a La Dama del Paso es que no deja tregua, que siempre está pasando algo interesante que merecería ser narrado, y que además tiene muchísma importancia en la trama. Junto a esto, la deliciosa manera de narrar que enseguida te sumerge en la historia.

Han sido días de buscar un hueco para seguir leyendo, incluso en las pequeñas pausas entre clase y clase, y eso era algo que no me sucedía desde hacía tiempo, así que ha sido una experiencia maravillosa. Los personajes, tanto los principales, Arianne y Derreck, como los secundarios, donde destaca el viejo jefe de la guardia, Harald, están perfectamente trazados, y las escenas entre los protagonistas me han encantado. A pesar de sus diferencias, de todo lo que separa a estas dos personas, a pesar de que ambos luchan por apartar sus sentimientos, los notas, se hace palpable la tensión entre ambos y la conexión que la autora logra dibujar hace que te los creas. De eso he sido aún más consciente al leer la siguiente novela que entró en mi lista, una relectura de un libro que hace años me prestaron y que ahora ha caído en mis manos y quería volver a saborear. Ese otro libro, un bestseller de hace años, me resultó esta vez mucho menos creíble en ese sentido, no era capaz de sentir esa conexión entre los protagonistas tan intensa.

El libro, La dama del paso, pronto estará en formato papel, editado por Harlequin, y estoy segura de que, cuando me encuentre con él, lo volveré a comprar, porque hay libros que quieres que formen parte de tu estantería, para volver a ellos cuando, de nuevo, se atasque la lectura.

Felicidades, Marisa Sicilia, sigue escribiendo historias tan redondas. Seguro que las leeré.

Incluyo la novela en el reto, en el apartado de landscape.

5 comentarios:

  1. ¿Soy demasiado insistente si vuelvo a darte las gracias? Espero que no, Mayte. Son tan bonitas las cosas que dices que me las guardo para esos momentos en los que dudamos de todo. Y un beso para ti y otro para Meg por hacer de hada madrina! ^ ^

    PD. Los test de FB son un invento del demonio! XD

    ResponderEliminar
  2. Pues tendré que apuntar este libro que te ha apartado de los test del facebook... Muy buena pinta tiene!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Buena reseña! Dan ganas de leerlo.

    ResponderEliminar
  4. Pues..., después de lo que cuentas y de tu forma de hablar de él, habrá que apuntarlo, no queda otra...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Es que este libro es muy bonito, normal que te haya pasado eso!! ;)

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?